10 trucos para hablar en público

Somos seres sociales y hemos aprendido a comunicarnos diariamente con las personas que nos rodean, pero cuando tenemos la oportunidad de hacer un discurso para transmitir información importante a un grupo más amplio, nuestra perspectiva puede cambiar y podemos experimentar ciertas inseguridades.

Hablar en público puede ser intimidante, pero la realidad es que exageramos la situación, nos ponemos más nerviosos de lo necesario y olvidamos el verdadero objetivo de nuestro discurso que es transmitir el mensaje de una forma eficaz.

En este artículo vamos a darte algunos trucos para que puedas disfrutar de hablar en público tanto como lo haces cuando hablas en privado.

10 consejos claves para hablar en público

Domina tu tema y ten conciencia de ello

La base de la confianza cuando hablas en público es dominar el tema. Tienes que conocer cada concepto y aspecto sobre el tema que vas a exponer, y una vez asimilada toda la información, tienes que pensar que eres el dueño de todo el contenido y que tu y nadie más en ese momento tiene mejor conocimiento del tema.

Practica

Una vez diseñada tu presentación, te recomendamos que practiques el discurso y definas el tono que vas a utilizar para expresarte. Lo creas o no la improvisación se nota fácilmente. 

Imagina que estás explicando una idea un grupo reducido de personas

Otro consejo que siempre funciona es el de pensar que están explicando un tema o impartiendo conocimientos a un grupo reducido de personas conocidas, de esta manera puedes conseguir relajarte y hacer tu discurso de una forma más cercana.

Apóyate en tu presentación

Tu presentación tiene que ser tu punto de apoyo en todo momento. Va a ser tu guía en caso de que pierdas el hilo del discurso, siempre puedes voltear y ver el contenido de tu presentación para retomar el tema.

Ten un hilo de discurso, evita bloqueos

Este sin duda es el punto más importante. Aunque tu discurso tiene que ser lo más natural posible, debes definir un hilo de comunicación al momento de diseñar la presentación, con un orden lógico que te permita desarrollar tu presentación de una forma orgánica. No improvises.

Expresa tus ideas de la forma más sencilla posible

Uno de los errores que cometemos todos al momento de hablar en público, es que para expresarnos, buscamos las palabras más técnicas y el lenguaje más complejo para demostrar cierto grado de experticia a nuestros interlocutores, y esto lo que puede provocar es que no se entiendan con claridad tus ideas y conceptos.

Realiza tu discurso en un corto tiempo

Saber que tu discurso será corto te dará cierta tranquilidad y te permitirá tener cierto margen por si te quieres profundizar algún concepto o idea.

Respira profundo

Cada vez que sientas que los nervios se apoderen de ti, respira profundo y continúa con tu discurso. Moverte de un lugar a otro de manera natural también te ayudará a liberar tensión y mantener la calma y el control de tu discurso.

Disfruta de tu discurso

No todos los días tienes la oportunidad de realizar una presentación frente a un público que está realmente interesado en lo que vas a compartir, siéntete orgulloso y disfruta del momento.

Sonríe o ríe

Sonreír eventualmente mientras realizas tu discurso, crea empatía y hace que te sientas más cómodo mientras hablas. Muchos speakers se ríen mientras cuentan una anécdota o una experiencia y reciben una respuesta positiva de su público, esto sin duda alguna ayuda a contralar los nervios que aparecen cuando empiezas a hablar en público.

También te puede interesa: «Comunicación no verbal: ¿Qué es lo que debes saber?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *