Cómo potenciar la identidad corporativa de una presentación

Siempre que hacemos una presentación tenemos que tomar en cuenta que desde el momento en que empezamos

a hablar, hacemos de embajadores de una marca y que debemos plantearnos como objetivo, el posicionar y dar a conocer toda la filosofía que hay detrás de nuestros productos y servicios, bien sea como una empresa o como profesionales o expertos.

Existen diferentes elementos que van a definir la identidad de una empresa o persona.  En este artículo vamos a comentarlos uno a uno y a ver de que forma puedes integrarlos para que tu presentación sea un canal eficaz para el posicionamiento de tu marca.

El logotipo

El logotipo de tu empresa o de tu marca personal debe estar presente en tu presentación. Te recomendamos colocarlo siempre que tengas la oportunidad pero sin que obstaculice los recursos gráficos que utilices en el contenido de las diapositivas. Debe ir fijo en la primera diapositiva de la presentación junto con tus datos de contacto y en la última de cierre.

Paleta de colores corporativos

Recuerda siempre incluir los colores corporativos de tu empresa, los puedes utilizar en todo el contenido grafico de tu presentación: titulares, gráficas e infografías.

Tipografías corporativas

La tipografía es un elemento clave dentro de la identidad visual corporativa, puede llegar a representar a la marca casi igual que un logotipo.

Es importante, en primer lugar, que definas una paleta tipográfica, y luego que la utilices en el diseño de todos los recursos de tu estrategia de marketing de contenidos. Una presentación es un momento ideal para utilizar la tipografía corporativa en títulos, subtítulos y textos.

El tono

El tono corporativo es uno de los aspectos más difíciles de definir por su carácter intangible,  pero que una vez definido es el que va a crear verdaderas impresiones y sensaciones en tu público objetivo.

El tono lo vas a utilizar en la forma de comunicarte, tanto textual como verbalmente. Tienes que tener claro bajo que patrón de conducta quieres que te identifique tu público objetivo. Si quieres que te reconozca como una empresa o persona ejecutiva, cercana, empática, formal, informal, contemporánea, moderna, clásica. El tono es cuestión de actitud.

Una vez que tengas definido el tono, debes transmitirlo constantemente en tu línea de comunicación a través de tu conducta: forma de hablar, de vestir, de expresarte, y lo más importante a través del contenido gráfico y textual de tu presentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *