Comunicación no verbal: ¿Qué es lo que debes saber?

El ser humano es social por naturaleza y comunicarnos eficazmente es vital para todos los ámbitos de nuestras vidas: profesional, personal y familiar.

La comunicación es el factor social más complejo y necesario del ser humano,  y si no desarrollamos la habilidad de comunicarnos correctamente a lo largo de nuestras vidas, podemos tener problemas al momento de crecer en los diferentes entornos.

Existen dos tipos de comunicación: la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

La comunicación verbal se basa en la transferencia de información. En esta parte de la comunicación somos más racionales, existe un pensamiento previo, un proceso de generación de idea que sucede antes empezar a hablar, por lo tanto es 100% controlable.

Por lo contrario la comunicación no verbal es espontánea, es casi involuntaria, pero que con un poco de conciencia sobre ciertos aspectos, podemos ponerla a nuestro favor y lograr que sea un apoyo y sirva de amplificador de las ideas que queremos transmitir a través de la comunicación verbal.

¿Qué debemos tener en cuenta sobre la comunicación no verbal?

Conoce como te comunicas gestualmente

Parece mentira, pero muy pocos conocemos como nos comunicamos gestualmente, ya que no solemos vernos a nosotros mismos al momento de hablar. Si te interesa tener una comunicación no verbal adecuada, puedes empezar grabándote mientras realizas una presentación o mientras tienes una conversación, seguro te sorprenderás.

Algunos gestos son pre-aprendidos culturalmente

Mucho de los gestos que realizamos tienen un origen cultural. Existen muchas reacciones gestuales que dependiendo del contexto cultural pueden significar una cosa u otra. Por ejemplo la señal de “OK”, (mano cerrada con el pulgar hacia arriba) en América significa que lo estás haciendo bien, mientras que en otros países como en Grecia, puede resultar un insulto. Evita realizar este tipo de gestos con interlocutores que no pertenezcan a tu misma cultura.

La sonrisa si importa

Tu sonrisa habla por ti. Si sonríes a medias puedes transmitir inseguridad, más si sonríes y desvías la mirada hacia abajo, y por lo contrario, si tu sonrisa es completa, transmites alegría y seguridad e incluso puedes hacer que tu interlocutor se relaje y te devuelva la sonrisa. Una media sonrisa mirando a los ojos puede mostrar complicidad.

La postura es clave

La postura es clave dentro de la comunicación no verbal. Una postura encorvada transmite inseguridad, el movimiento nervioso de piernas transmite ansiedad y falta de autocontrol, los brazos cruzados pueden representar desacuerdo, pero también puede ser un reflejo de frío. (este gesto en particular se presta mucho a confusión)

Si estás sentado y colocas las piernas en posición semiabierta puede significar inseguridad, más aún si entrelazas las piernas con las patas de la silla. Si estiras las piernas es señal de superioridad y prepotencia.

La mirada es el catalizador de la seguridad

La mirada es decisiva al momento de transmitir seguridad. Recomendamos que siempre mires a tu interlocutor a los ojos mientras mantienes una conversación, no por mucho tiempo seguido, porque puedes transmitir hostilidad e intimidarlo. Puedes alternar mirando hacia otras zonas del rostro o hacia los lados, lo cual es señal de que estás analizando lo que la otra persona está diciendo. Evita mirar hacia el suelo ya que puede ser señal de desacuerdo.

Mover las manos puede potenciar el mensaje verbal

El movimiento de brazos y de manos mientras hablamos es el tipo de gesto que nos puede ayudar a potenciar nuestro lenguaje verbal. Mover las manos de forma orgánica y con suavidad es la forma efectiva de complementar nuestro discurso. Evita ser brusco con el movimiento para que no vayas a transmitir agresividad.

No te toques el rostro

Llevarte las manos al rostro mientras te están hablando quizás es uno de los errores más comunes que cometemos al comunicarnos. Esta actividad transmite ansiedad, nerviosismo y falta de control, además de ser de mala educación en muchas culturas.

La comunicación no verbal es muy importante para tener éxito al momento de relacionarnos socialmente.

Estudios demuestra que el cerebro humano primero capta los estímulos visuales, luego los auditivos y por últimos los verbales, ya que estos requieren de un proceso de codificación más complejo que los primeros, por lo tanto, tenemos que cuidar nuestro lenguaje no verbal ya que puede generar impresiones negativas en nuestro interlocutor.

También te puede interesar «Tres grandes trucos para conectar con tu audiencia»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *